Adsence

Sigueme en facebook

miércoles, 7 de marzo de 2012

La alimentación y la retención de líquidos


La alimentación y la retención de líquidos

Por. Erik Pinzón

Hola a todos mis amigos del ciberespacio, después de un descanso por mis vacaciones les presento un nuevo artículo espero les guste y comenten si les parece, recordemos que este espacio es para aprender y entre todos nos nutrimos de ese conocimiento que es tan necesario para mantener una alimentación saludable.

La alimentación y la retención de líquidos
Debemos tener presente que el agua es el elemento más abundante del organismo y es el 72 % del peso corporal de un individuo normal adulto. Está compuesto así:
1.      Intracelular: qué está dentro de la célula
2.      Intravascular: que está dentro de los vasos sanguíneos.
3.      Intersticial: se encuentra entre ambos, en los tejidos alrededor de la célula.
Estos comportamientos están separados por una membrana semipermeable que permite el paso de líquidos y ciertos componentes de los mismos.

¿Cuándo ocurren los problemas de retención de Líquidos?
Cuando ocurre un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos del espacio intravascular al intersticial y se da una cantidad de agua abundante en ese momento ocurre la retención de líquidos en el organismo.

¿Motivos por lo cual ocurre?
Los motivos son diversos y te aseguro que muchos de nosotros los desconocemos, entre los que podemos mencionar.
1.      Alimentación: Una mala alimentación con exceso de sal y de alcohol, y falta de proteínas y nutrientes.
2.      Agua: El beber poca agua, porque obliga al organismo a retener lo que posee para no deshidratarse.
3.      Una vida muy sedentaria
4.      Fluctuaciones hormonales: entre la que mencionaremos el embarazo y la menopausia.
5.      Trastornos hepáticos, cardiacos o renales: Que hacen desequilibrar la balanza y provocan que los tejidos acumulen fluidos.
6.      Anticonceptivos: los anticonceptivos orales provocan la retención de líquidos.
7.      Trabajo: desempeñar un trabajo donde se tengas que desempeñar por largos periodos de pie.
Estos factores contribuyen a esa pesadez y malestar general provocando este problema.

La Alimentación:
Uno de los puntos a poner atención para evitar la retención es el cuidado de la alimentación, dentro de este aspecto debemos tener especial cuidado con el consumo de sal, este aditivo conocido como cloruro de sodio, es una de las causas principales por lo que es conveniente seguir una dieta baja en sal, y evitar ciertos alimentos que lo contienen en mayor cantidad y esto son:
1.      Embutidos
2.      Conservas
3.      Quesos ( los que se hacen si sal no se toman en cuenta)
4.      Ahumados
5.      Sopas
6.      Purés comerciales
7.      Agua minerales con gas
Estos por mencionar solo algunos.

Se ha logrado comprobar que la ingesta de alimentos ricos en potasio ayuda a contrarrestar los niveles de sodio, según los especialistas entendidos en la materia la proporción ideal sería en razón de 5:1 es decir cinco veces más potasio que sodio. Los beneficios más importantes serian:
A.      Un cuerpo menos hinchado
B.      Una adecuada presión arterial ( se evita que suba)
Las frutas y las verduras son ricas en potasio consumamos cinco raciones diarias de estos alimentos.




El Embarazo:
Al menos el 50% de las embarazadas padecen algún tipo de retención (entre el primer trimestre de gestación) todo esto debido a los importantes cambios hormonales que sufre la mujer durante la gestación, esto se manifiesta con hinchazón de pies y tobillos, esta manifestación si se amplía a manos y la cara (presumiblemente Preclancia) se debe acudir al médico de inmediato.

Tips para evitar la temida retención de líquidos
1.      Sigue una alimentación rica en vegetales
2.      Bebe por lo menos un litro y medio de agua al día ( seis vasos)
3.      Evita la ropa demasiado ajustada, especialmente en la cadera y la ingle, para no dificultar la circulación
4.      No utilices diuréticos, ni siquiera naturales a menos que los recete un médico
5.      Pon las piernas en alto cuando estés descansando.
6.      Camina tanto como puedas, este es un magnifico y eficaz ejercicio para evitar la retención
7.      Cuando pases sentado mucho tiempo, mueve asiduamente los pies y las piernas, así se facilita la circulación sanguínea.

Bueno eso es todo por este momento espero que la lectura haya sido de su agrado me despido hasta el próximo artículo. Salud alimentación y vida como siempre les desea lo mejor a todos, que Dios los bendiga y los proteja siempre.