Adsence

Sigueme en facebook

miércoles, 14 de marzo de 2012

El poder medicinal de las especias

El poder medicinal de las especias


 Por. Erik Pinzón.

 Salud alimentación y vida le da la Bienvenida a su nuevo artículo, El poder medicinal de las especias, espero les guste, recuerden que lo hacemos pensando en la salud y bienestar de todos, compartamos los conocimientos, esto ayuda a educarnos entre todos.

 Desde que el hombre comenzó a cocinar encontró que los alimentos adquirían sabores diferentes al agregarles cierto tipo de especias, lo importante de esto es que las especias mejoran, corrigen y dan vida a cualquier plato. Recordemos que históricamente se crearon rutas para poder accesar desde Europa a la India por estos ingredientes y que lo más importante fue que Cristóbal Colon, llego a América en lo que ellos pensaron fue la nueva ruta a la India para y así tener este valioso producto.

 En nuestra sociedad de hoy no somos muy conscientes del valor de estos productos que además de dar sabor agregan un aporte medicinal y terapéutico, esta es un arma valiosísima para depurar nuestro organismo, gracias a sus propiedades microbianas ya que mejora la salud y la de toda la familia. Utilizadas con sabiduría y en buena proporción le imprimiremos a cada receta una personalidad única y fortalecemos las defensas del organismo, nos tonificamos y aumentamos los niveles de antioxidantes.

A continuación les presento:

El Laurel.





Como planta medicinal, el laurel es un tónico estomacal (estimulante del apetito, digestivo, colagogo y carminativo). El aceite esencial obtenido de los frutos ("manteca de laurel") se usaba tradicionalmente para el tratamiento de inflamaciones osteoarticulares y pediculosis. Cuando añadimos unas hojas de Laurel a un guiso de legumbres para mejorar su sabor, estamos añadiendo una dosis extra de hierro, manganeso y otros valiosos minerales y conseguimos que cualquier alimento que lo acompañe sea más digestivo, además produce un efecto reductor del estrés, nos ayuda contra la retención de líquidos y es un buen regulador hormonal.

Infusión de Laurel.

Cuidando de que sea suave, nos ayuda a mejorar cualquier afección del sistema respiratorio, ya que ejerce una acción expectorante y antiséptico. (debe ser pequeñas cantidades de hojas a lo sumo de 3 a 4 hojas) Nota. No está de más retirar las hojas o trocitos de hoja del plato antes de comer ya que son indigestas, por eso que cualquier persona con un estómago muy sensible o que sufra de ulceras gástricas debe limitar su consumo.

El Pimentón.



Su uso medicinal se centra en un aumento en la defensa contra los radicales libres, si además, es una variedad de pimentón picante por su contenido en “capsaicina”, hay que sumarles propiedades anticancerígenas. Además de estas propiedades antioxidantes, parece probado, que el pimentón tanto dulce como picante, es estimulante, mejora la digestión y contribuye a disminuir el colesterol y triglicéridos. En la cocina solemos utilizarlos tanto en adobos, sofritos o marinados, pero su máxima personalidad se muestra por ejemplo, dentro de un aliño de una ensalada verde. Solo hay que batir una cucharadita de pimentón con un vasito de aceite de oliva virgen, el zumo de media naranja, una cucharadita de pan rallado integral y sal.

El tomillo y el romero.

 Es una de esas maravillosas hierbas que alivia un sinnúmero de dolencias y mejora la actividad de diferentes órganos. Estimula el apetito, y mejora la digestión de los alimentos, actuando además como carminativo (Un carminativo es un medicamento o sustancia que favorece la expulsión de los gases del tubo digestivo y con ello disminuyen las flatulencias y cólicos. El efecto se refiere a un efecto antiespasmódico en los músculos estomacales lisos y a un efecto de disminución de la fermentación en la flora intestinal.) Destaca sus propiedades antirreumáticas, diuréticas, antisépticas y expectorantes.

El romero, aunque comparte gran parte de estas propiedades mencionadas, en vez de ser relajante ejerce de estimulante y tónico, es un buen antioxidante gracias a sus ácidos esenciales. Una forma de tener de tener estas hierbas siempre disponibles es elaborar un aceite de cada una de ellas o combinándolas. Solo hay que dejar unas ramitas frescas macerando unos días para que suelten todas sus beneficiosas propiedades y después añadirlas a ensaladas, bocadillos o verduras al vapor.

 Nuez moscada. 




Si tienes problema para conciliar el sueño y eliminar el estrés acumulado esta es una parte de la solución, esta posee cerca de una veintena de propiedades sedantes. Otro uso que se le puede dar a esta especia, mas allá de las salsas o sopa, es incluirla en la repostería (biscochos o dulces). Queda excelente en un bizcocho de yogurt con trozos de albaricoque.

 El anís. 




Cualquier comida copiosa o abundante, debería terminar con un postre elaborado con anís, esta pequeña semilla es uno de los mejores carminativos que se conocen y favorecen cualquier proceso digestivos de forma muy efectiva, además de beneficiarnos en su poder expectorante, antitusiva y antiinflamatorio. Como opciones alternativas a los dulces, podemos utilizar el anís en una infusión fría que nos aligere y refresque la comida o a su vez acompañando ingredientes que sepamos que suelen darnos problemas a la hora de la digestión como son los frijoles por ejemplo. La canela. Utilizado en su mayor fuerte en la repostería, no podría existir mejor ingrediente para terminar una comida, ya que además de neutralizar el mal aliento, tiene la virtud de regular los niveles de azúcar en sangre. Aun así, debemos de darle una oportunidad dentro de la cocina salada ya que con un toque de canela queda perfectamente dentro de una salsa de tomate y puede mejorar algunos guisos de proteínas.

Bueno eso es todo por esta entrega espero les haya gustado la lectura, como siempre deseándole lo mejor a mis apreciados lectores, nos vemos en la próxima entrega.