Adsence

Sigueme en facebook

viernes, 10 de febrero de 2012

Secretos para perder peso


Secretos para perder peso

Por. Erik Pinzón

Salud alimentación y vida le da la bienvenida a su nuevo artículo SECRETOS PARA PERDER PESO, espero les guste y le sirva de guía para llegar a ese objetivo fundamental que es su peso ideal y mantener una vida saludable.

En multiples ocasiones nuestro ritmo de vida  nos impide llevar una alimentación saludable, pero igualmente esa es la excusa que usamos para no iniciar ese régimen que tanto deseamos empezar. Debemos comer bien todos los días  y en todas las ocasiones posibles ya que esta es la única manera de mantenernos sanos y en un peso adecuado. Cuando pretendemos adelgazar, buscamos soluciones que nos permiten alcanzar esa meta de una manera rápida, no parece importarnos que las dietas tienen que ser equilibradas y por el contrario nos pueden ocasionar problemas de salud y sobre todo llegar a ese efecto yo-yo que tanto desanima a los que llevan un régimen alimenticio ordenado.
Te ofrezco estos sencillos secretos que se te van a servir.

1.       Cuida tu salud.
Mantener el cuerpo por razones estéticas puede ser una buena motivación, pero es preferible asumir que el cuerpo refleja su estado de salud y no, simplemente, un estereotipo de belleza. El comer mal puede llevarnos a dos estados igualmente dañinos: el sobrepeso (que puede provocar problemas como diabetes, hipertensión, molestias en las articulaciones) y, por el contrario, enfermedades mentales relacionadas con el deseo de estar delgado como la anorexia y la bulimia.
Al seguir una dieta estricta y desequilibrada, se reduce drásticamente la ingesta de minerales lo que es nocivo para la salud, pues el aporte de estos ayuda a mantener el equilibrio orgánico y favorece la absorción de nutrientes, debemos ser cuidadosos y adelgazar sin dejar de aportas estos nutrientes al organismo, pues reducir el exceso de peso no implica que nuestra salud deba verse afectada.

2.       Realiza ejercicios.



Los ejercicios practicados a diario favorece la pérdida de peso y la producción de endorfinas a nivel cerebral, lo que mejora el estado de ánimo del individuo. Escoge el más indicado a tu condición de salud y edad: correr, caminar, nadar, jugar al tenis, debemos ser lo más organizado posible para tener ese encuentro con el deporte y practicarlo una vez al día o dos o tres veces al día en lapsos cortos de quince minutos.

3.       Pide consejo
Si piensas que tu régimen alimenticio no es el adecuado y tienes duda del programa que puedes llevar consulta con un especialista de nutrición para que te desarrolle un plan de acuerdo a tu edad y estado de salud. En este punto la improvisación puede ser dañina ya que estaremos expuestos a lesiones y a regímenes alimenticios que nos pueden afectar la salud.
En este caso un especialista en nutrición y dietética evaluaría, un chequeo preliminar, un estudio de hábitos alimenticios, así como, actividades diarias, metabolismo basal y composición corporal y con esto definir una dieta personalizada.

4.       Aprender a comer.
Es imprescindible aprender a comer, eliminar esas conducta que afectan nuestra calidad de vida, esos alimentos que engordan y afectan nuestra sistema cardiovascular(fritos de todo tipo) y sobre todo mantener los beneficios más allá del periodo en que te pones a dieta, lo ideal sería practicarlo todo el año y porque no hacerlo como un plan de vida.
Punto importante es desmentir esos mitos de que algunos tipos de alimentos engordan y se deben eliminarse de la dieta, ya que mucho de ellos aportan nutrientes necesarios para mantener el balance de nuestro organismo como por ejemplo

El Pan: no engorda, porque no contiene lípidos y es rico en carbohidratos, minerales, calcio, vitaminas, ácido fólico, hierro, zinc, fosforo, nutrientes esenciales para el organismo.
El aceite de oliva: Reduce el colesterol.
El omega 3: Disminuye la presión arterial y los problemas coronarios lo puedes encontrar en los productos del mar.
Las Legumbres: aportan proteínas de origen vegetal, pequeñas cantidades de grasas insaturadadas, fibra, vitaminas (sobre todo ácido fólico), potasio, hierro e hidratos de carbono.
El banano: sacia el apetito, contiene minerales como el potasio, imprescindible para el organismo que, a su vez, evita los calambres musculares.

5.       Hábitos saludables en la mesa.
Lo ideal es comer en casa, pero de no ser posible, visita restaurante, mira el menú y escoge comida baja en grasa (pescado al horno, vegetales, legumbres, ensaladas mixtas, frutas de todo tipo) Si no está a tu alcance bueno ni modo, utiliza envases tipo Tupper para llevar tu comida preparada desde tu hogar.
Recuerda estos consejitos al comer:
Come despacio, cual es el apuro disfruta de tu comida, haz que ese momento sea parte de un nuevo estilo de vida.
Come porciones  de alimentos, es decir divide tus comidas en hasta cinco porciones al día y así estarás saciado todo el día y no sentirás deseo de comer, eso sí con moderación y compromiso. Inclínate por comidas como las elaboradas con legumbres y frutas de todo tipo y de temporada, las carnes como el pavo, pollo, pescado y si está al alcance prueba el conejo como fuente de proteínas.

6.       Tomar Líquidos


Hidrátate adecuadamente, bebiendo infusiones, té abundante agua sobre todo en épocas de como el verano. Tomar abundante líquidos mejora el desempeño de tus órganos internos.





7.       No a las dietas milagro.
Es imposible perder saludablemente los kilos ganados en pocas semanas o días, luego entonces las dietas milagros NO EXISTEN, además las que provocan efectos inmediatos nos dan efectos secundarios perjudiciales por la falta de minerales y vitaminas, alteraciones metabólicas, y, en caso extremos, anorexia o bulimia.

8.       Apóyate en la fitoterapia.


Algunos complementos naturales pueden ayudarte, pero recuerden siempre que las plantas contienen principios activos que han sido sintetizados y convertidos en medicamentos, es por esto que el consumo de estas ayuda, pero no debe darse el exceso, ni mucho menos consumirlos sin necesidad.
No se debe ocultar al médico su consumo, es más se le debe comentar para así evitar efectos cruzados entre la medicina y la fitoterapia

9.       Enseña a tus hijos.
Los problemas nutricionales comienzan a manifestarse en los niños con exceso de peso, o en un futuro con patologías propias de adultos (hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares) que llegan a ser peligrosa y los acompañaran el resto de su vida. A ello se une, las niñas adolescentes y su deseo de parecer modelos, lo que te puede desembocar en una anorexia.

10.   Reduce tu estrés.
Tranquilízate con técnicas de relajación como el yoga, el tai-chi  o el Pilates estas disciplinas nos dan un nivel de ejercicio suave y nos brinda la posibilidad de recuperar nuestro nivel psíquico.

11.   Adiós al estreñimiento.
Son causantes de problemas digestivos y nutricionales, por lo que debes consultarlo con el médico para valorar su situación.
Para evitarlo modifica tus hábitos alimenticios.
1.       Incluye grasas de origen vegetal (aceite de oliva o del pescado)
2.       Toma cereales integrales (pan, pastas)
3.       Consume frutas a diario (naranjas, ciruelas)así como verduras y hortalizas
4.       Come legumbres una o dos veces por semana
5.       Los lácteos bios te ayudan a regular el ritmo intestinal
6.       Reduce el consumo de embutidos, quesos y platos precocinados.
7.       Bebe Zumos naturales (tomate, remolacha, zanahoria, etc.)

12.   Adapta tu comida al ritmo de vida
No es lo mismo trabajar en casa que fuera, tienes necesidades nutricionales distintas, te dejo estos tips que te pueden orientar
a.       Si comes en la oficina, lleva un menú adaptado (organízate con una ensalada,  o frijoles y caliéntala en el microondas de la oficina.)
b.      Si tienes muchas comidas o cenas de empresas, elije bien lo que vas a pedir, procura comer proteínas y vegetales.
c.       Si trabajas en casa olvídate de picar entre comidas, probar todo o comer lo que ha sobrado.
d.      Si sabes cuál es el almuerzo diario de tu familia, compleméntalo con la cena.

13.   Descansa adecuadamente.


Es fundamental mantener un tiempo de descanso que esta entre siete y ocho horas, descansar en una cama cómoda y confortable, para lograr este tiempo de sueño para algunos es indispensable eliminar  la cafeína de ser así poco a poco hasta eliminara es lo más recomendable.
Aunque parezca poco lógico si uno duerme más, la necesidad nutricional disminuye, es decir, entre más tiempo despierto el cerebro le indica al cuerpo que debe comer y eso ayuda al aumento de peso.

14.   Rechaza los productos mágicos.
A pesar de la publicidad que pueda tener, evita por todos los medios de consumir productos que no estén avalados por los ministerios de salud de sus respectivos países, consulta con un especialista si tienes dudas.

15.   Diviértete comiendo bien.
Muchos aducen que estar a dieta es aburrido, pues no debe ser así. Aburrido es comer todo los días la misma cosa, seguir pautas restrictivas y no disfrutarlo.
Comer sano implica comer de todo, por lo que no puedes aburrirte, quizás tengas que cambiar la forma de cocinas (deja de freír y empieza a cocer) o los aditivos ( cambiar la sal por el orégano ), tómalo como un reto y aprende a  cocinar nuevos platos.
Bueno eso es todo, espero les guste y disfruten de la lectura, nos leemos próximamente y recuerden perseveren en su afán de mantener un buen estilo de vida. Salud alimentación y vida les agradece y esperamos como siempre que dios nos los cuide.