Adsence

Sigueme en facebook

viernes, 13 de julio de 2012

La Andropausia

La Andropausia

Por Erik Pinzón

Salud alimentación y vida le da la bienvenida al siguiente artículo La andropausia. Sé que tengo un tiempo que no escribo en este blog por lo que me disculpo. Pero estaba finalizando mis estudios de Licenciatura y me dedique a lograr este objetivo.


     Pocos hombres se han planteado que van a vivir la andropausia, el equivalente a la menopausia de la mujer, ¿verdad? Los problemas de impotencia, falta de deseo sexual, menos tono muscular, insomnio… Todas esas cosas siempre las achaco a la edad. Pero Ahora, con la ayuda de estudios médicos, se sabe que esos síntomas se deben a la andropausia.

     Si en la mujer se produce un bajón hormonal en torno a los 50 años, en los hombres el cambio es mucho menos paulatino, no ocurre a una edad concreta ni tiene esas alteraciones tan molestas, típicas de la menopausia. Aun así, aunque hay hombres que pasan por ese periodo de cambio sin ningún síntoma (también hay mujeres afortunadas, pocas, a las que ocurre lo mismo), otros sufren alguna o varias alteraciones de las mencionadas al principio.

     Pero, precisamente, como el cambio no se sabe cuándo va a llegar, el hombre debe ir preparándose y cuidándose, si quiere llegar bien a esa etapa de la vida ( para la andropausia  y para el envejecimiento personal) La doctora Magdalena Mejías, directora médica del Instituto de medicina Alternativa, de Madrid le aconseja:

Tome antioxidante tres veces al año
     Son importante para usted las vitaminas C, E y el Selenio. De vitaminas C, se recomienda medio gramo al día (la mayoría de las reparaciones son de 1  pero esa dosis solo se utiliza solo cuando hay una patología, ya que ingerir una cantidad elevada puede producir diarrea); de vitamina E, siga la dosis recomendada por la marca correspondiente; y de Selenio, una ampolla diaria de oligoterapia. Si tiene una patología que lo requiera, los suplementos de antioxidantes se pueden tomar todo el año.

Lleve una alimentación rica en fruta y verduras
     Abuse del brócoli (brécol), uvas negras y de todas las frutas que llevan Vitamina C (kiwis, naranjas, mandarinas y en general todos los cítricos…) que son una excelente fuente de vitaminas antioxidantes.


Olvídese de todo lo que lo oxide
    La acción oxidante de los radicales libres es una de las principales causas del envejecimiento celular. Por tanto, abandone definitivamente el café, no fume ni tome alcohol.

Haga ejercicio moderado
     El ejercicio de competición o excesivo no retrasa el envejecimiento, sino que lo acelera, porque practicarlo de forma asidua llega a ser muy oxidante. Lo que más le conviene son los ejercicios de resistencia realizados de forma continua. Es mejor correr una hora despacio que hacer un rápido Sprint; tampoco conviene darse una paliza  jugando al tenis una vez al mes, eso no vale como ejercicio antienvejecimiento. Practique todos los días una media hora de ejercicio suave y vera como envejece mejor.  

Incluya soja en su alimentación
    También es conveniente para los hombres, porque tiene una acción hormonal general reguladora y, además, baja el colesterol. Y no debe preocuparse porque  los fitoestrógenos de la soja le pueden feminizar... Estas sustancias no actúan como estrógenos en el hombre. Hay muchos preparados de soja en el mercado, pero para prevenir el envejecimiento y vivir mejor la andropausia, es más beneficioso tomarla como alimento: los brotes se pueden agregar a las ensaladas; las habas de soja verde se preparan en guiso igual que las lentejas; también hay leche de soja, que puede sustituir perfectamente a la de vaca.



     La cantidad diaria recomendada es la siguiente: no debe exceder de 40 a 100 mg. de isoflavonas, repartidos a lo largo del día; más podría ser perjudicial. Para que se haga una idea sobre equivalente: 100 g. o ml. de leche de soja contiene 9 mg. De isoflavonas; de tofu (es el queso de la soja), 14,92 mg.; y de habas cocidas, 54,7 mg.

Gracias por seguirme nos vemos en el próximo articulo de salud alimentación y vida